Saltear al contenido principal

La proliferación de cines de serie b dieron pie a calles llenas de luminosas marquesinas que anunciaban los estrenos de bajo presupuesto como ésta, ubicada en Times Square.

En sus inicios el término de película B se usaba en los estudios de Hollywood para describir las películas de bajo presupuesto. El género como tal comienza desde finales de 1920.

Al principio, las películas b eran de todo tipo de temas y solían ser las primeras películas en las funciones de cine, seguidas por la taquillera.

            Pero el que nos interesa es el género de horror. Así que brincaremos a la década de 1950 cuando comienza lo bueno. La televisión ya es algo común en todos los hogares y que las películas puedan proyectarse en ella cambian el modo en el que se desarrolla el cine.

Muchas películas que hoy consideramos hitos del cine de terror, junto son sus tropos, fueron relegadas en su momento en pos de los blockbusters. Aquí vemos un póster del clásico The Blob (1958).

Estábamos en plena guerra fría y la gente vive con el temor de ser destruidos por la energía atómica y por espías rusos disfrazados de personas normales. Esta paranoia generó películas de horror donde el monstruo era producto de la radiación como en Them! (Gordon Douglas, 1954) y en The Beast from 20,000 Fathoms (Eugene Lourie, 1953).

En otras, aparentaban ser seres humanos cuando en realidad eran otra cosa como en The Thing from Another World (Christian Nyby, 1951) Invasion of the Body Snatchers (Don Siegel; 1956), It Came from Outer Space (Jack Arnold, 1953) o seres más avanzados que venían a advertirnos de nuestros errores como en The Day Earth Stood Still (Robert Wise, 1951), Forbidden Planet (Fred M. Wilcox, 1956).

También podían ser monstruos sin forma ni razón como en The Blob (Irvin S. Yearworth, 1958). En general, las cintas eran deprimentes, los protagonistas se salvaban, gracias a su ingenio y a la suerte, de un destino terrible provocado por la curiosidad humana.

La casa Productora Hammer acaparó mucha de la producción en la década de los 70. Aquí, una imagen recurrente de las películas de la época.

En esa misma década, los Estudios Hammer comienzan a producir películas de horror en Inglaterra quienes se enfocaron más en el horror gótico y en adaptar personajes de novelas clásicas en secuelas de bajo presupuesto. Así tenemos Curse of Frankenstein, (Terence Fisher, 1957), Horror of Dracula (Terence Fisher, 1958), The Revenge of Frankenstein (Terence Fisher, 1958), The Mummy (Terence Fisher, 1959).

Siendo el mismo director, solían ser los mismos actores, entre ellos los geniales Peter Cushing, Christopher Lee, Michale Goug entre otros. Eso define al género b, reciclaje de actores y sets. Las películas Hammer continuaron hasta bien entrados la década de 1970. La lista es larga y no todas son muy buenas.

No podríamos hablar del género sin mencionar a Roger Corman, el director de cine que más películas b ha hecho. Desde géneros como western, crimen y drama, Corman dirigió también películas de horror como It conquered the world (1954) Not of this Earth (1957), The Undead (1957) y The Wasp Woman (1959) solo por citar algunas.

Christopher Lee en uno de sus papeles más emblemáticos: El Conde Drácula

Él formó directores como Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, Ron Howard, James Cameron y actores como Jack Nicholson, Peter Fonda, Silvester Stallone recibieron sus primeras oportunidades en sus películas.

Para la década de 1970, las películas de los estudios Hammer revitalizaron a las propuestas norteamericanas ya que eran demasiado presuntuosas y poco viscerales. La que vino a cambiar esto fue un Western de nombre The Wild Bunch (Sam Peckinpah, 1969) donde la violencia y el gore cambiaron las reglas de lo que se permitía mostrar o no en el cine. Esto generó un renacimiento de este tipo en las películas.

Con el estudio Troma a la cabeza se hicieron películas de muy bajo presupuesto y con mucha, pero mucha sangre, siendo la más famosa Toxic Avenger (Michael Herz, 1984). También se produjeron cintas Piranha (Joe Dante, 1978) quien, eventualmente, dirigiría la mítica Gremlins (1984)

Peter Cushing, otra leyenda del género, aparecía en muchos de los filmes de la época. Aquí podemos ver como lo preparan en el set de la película Frankestein created Woman (1967)

Así llegamos a la decadencia de este género. A partir de la década de 1980, cada vez se producen menos películas de este tipo por los estudios grandes que prefieren apostar por películas de gran presupuesto. La llegada de la televisión por cable salva a los estudios pequeños como Troma quienes siguen haciendo películas hasta el día de hoy.

Hablando ahora de mi experiencia personal, las películas de horror en la televisión cuando era niño me marcaron profundamente, todavía ahora recuerdo estas cintas con sus historias llenas de mala actuación y huecos en la trama llenándome de fascinación. Muchos de los tropos conocidos del cine de terror actual vienen de esas historias.

Para una incursión interesante en el género del cómic tenemos Planetary de Warren Ellis y destaca el número 8 titulado The Day the Earth Turned Slower; En esta historia los protagonistas investigan una instalación abandonada del ejercito llamada Ciudad Cero donde se hicieron experimentos de todo tipo. Lo interesante es que todos los resultados son monstruos de películas b como hormigas gigantes, hombres colosales, mujeres radioactivas entre otros. Siempre usando la radioactividad para producir estos cambios.

El simpático protagonista de la legendaria Gremlins (1984) Gizmo. Esta década marcó la decadencia del género a favor de, nuevamente, los grandes éxitos comerciales.

Gerardo Braham

El Doctor Braham es el alterego de Gerardo Braham, ingeniero, astrólogo y estudioso de las ciencias ocultas. Su opinión es meramente producto de sus neurosis. El doctorado que presume en su nombre procede de las ciencias ocultas y le fue otorgado por la universidad de Miskatonic.

PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
CONTACT US
COMPANY NAME
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
Thank You. We will contact you as soon as possible.
CÓMO ESCUCHAR
Puedes escucharnos aquí, en nuestro sitio, o en iTunes, Soundcloud y en varias apps de podcasts.

También escúchanos en vivo por Bizarro.fm, Radio ILCE y Concepto Radial

entra a nuestras redes sociales
 
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?