Saltear al contenido principal

Las historias siempre han sido estimulantes… y tremendamente aterradoras a veces. Ilustración que representa a Jeff, the Killer, personaje famoso de las primeras creepypastas virales.

Ah… el internet. Ese medio por el que todos podemos conectarnos con todos lo queramos o no. Lo más cercano que tenían nuestros ancestros lejanos eran las fogatas después de la cacería. Es probable que ahí haya surgido el interés por contar historias. Visualicénlo: ha sido un día duro, el mamut casi mata a dos de los suyos, pero regresan con comida para el resto; sus corazones todavía tienen la adrenalina del día y ahora se reunen alrededor de un fuego rodeados de oscuridad. Se oyen ruidos a lo lejos y todos se tensan, estos desaparecen y después de un rato todos se relajan. Uno de ellos es el primero en hablar y decide contar una historia de miedo, una historia de lo que le pasó a su padre cuando estuvo cazando por este mismo paraje…

Y así comenzó, entre la necesidad de transmitir conocimiento importante como nunca entres a la cueva de un oso al puro gusto de divertirse y contar cosas fantásticas, nos contagiamos del virus de contar historias. Nuestro cerebro trabaja mejor con narrativas. Somos criaturas altamente sociales y narrar algo que le pasó a otra persona activa las mismas funciones de nuestro cerebro por lo que liberamos oxitocina, la hormona del placer y nuestra atención se activa en mayor intensidad que con solo leer datos.

De hecho, nuestra mente está hambrienta de historias y un sustituto que hemos encontrado son las redes sociales. Estas cumplen una función: informar y comunicar pero ¿dónde queda nuestro deseo por una historia en el internet? Una de las respuestas que la gente encontró a inicios del internet fueron los foros. Cuando se popularizó la navegación en los noventa estos comenzaron a ser un lugar donde se podía discutir de intereses en común, justo igual que los cazadores de los que hablaba al inicio de la columna. Así comenzaron también los foros de cuentos y anécdotas de horror. En ese entonces no teníamos gráficos avanzados por lo que la narración era totalmente con letras. Y es en los foros donde está el origen de lo que llamamos las creepypastas.

Las creepypastas son la respuesta del internet para seguirnos contando historias en la era digital. Arte de: lou-ceph

El sitio creepypasta.com comenzó hasta el 2008, pero al menos desde diez años antes ya andaban rondando historias de miedo que tienden a perturbar. El término se deriva de la acción copy-paste que se suele usar para tomar algo y añadir luego algo tuyo. No es algo original, es un reciclaje de otra idea añadiéndole detalles que las hacen más macabras. Curiosamente ahora esta acción está mal vista y los autores de creepypastas están tratando de obtener reconocimiento por sus historias. Desde que se cubrió una nota en el New York Times en el 2010 han conseguido exposición y fama por lo que no falta el escritor emprendedor que quiere hacerse de nombre con relatos de ese tipo.

El secreto para una buena creepypasta es que enerve al lector, ahora se usan imágenes o video que hacen más fuerte la experiencia. Casi todas se basan en algo que le puede pasar a la audiencia, ya sea un videojuego maldito —sonic.exe—, un asesino que puede estar en la puerta —Jeff, the Killer—, un espíritu de otra dimensión que quiere volverte loco —Slenderman— o episodios perdidos de caricaturas de tu infancia —El suicidio de Calamardo—. Todos buscan tocar tu fibra emocional y causarte miedo porque te podría pasar a ti.

Son solo cuentos, pero las ficciones nos han rodeado desde tiempos inmemoriables y nuestro cerebro las procesa con la misma fuerza que cualquier otra historia y por ello nos asusta. Hay autores que dicen que esta es la mitología moderna y que nuestros dioses son sólo demonios. Creo que es muy temprano para opinar, lo que sí es cierto es que las creepypastas son un reflejo de todo lo que está mal con nuestra sociedad ya que toca las fibras sensibles en ella.

Detalle de la foto que se viralizó junto con el video de La muerte de Calamardo.

Por si solas algunas de ellas son películas, pero hay casos notables como Slenderman que ya se ha identificado tanto con la imaginación popular que hasta una película ya se hizo, dirigida por Sylvain White este mismo año, no muy buena por cierto. Pero eso no impide que las creepypastas sigan extendiéndose y eventualmente una verdaderamente buena puede generar la tracción necesaria para una buena película

Tráiler de la efímera Slenderman (2018)

Facebook Comments

Gerardo Braham

El Doctor Braham es el alterego de Gerardo Braham, ingeniero, astrólogo y estudioso de las ciencias ocultas. Su opinión es meramente producto de sus neurosis. El doctorado que presume en su nombre procede de las ciencias ocultas y le fue otorgado por la universidad de Miskatonic.

PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
CONTACT US
COMPANY NAME
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
Thank You. We will contact you as soon as possible.
CÓMO ESCUCHAR
Puedes escucharnos aquí, en nuestro sitio, o en iTunes, Soundcloud y en varias apps de podcasts.

También escúchanos en vivo por Bizarro.fm, Radio ILCE y Concepto Radial

entra a nuestras redes sociales
 
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?