Saltear al contenido principal

Mut the mouthless de Marx-Cartoonee

El Silencio es lo más antinatural que existe. Aún en lo más profundo del océano, en lo más remoto del ártico, existen sonidos. Incluso aunque parezca que no hay ruido a nuestro alrededor, fuera de nuestro rango auditivo hay sonidos. Podríamos decir que en el vacío del espacio exterior no hay ruido, eso aplica al medio más agresivo contra la vida que conocemos. Y aún ahí, las ondas de radio de estrellas lejanas pueden ser recibidas e interpretadas por nuestros sensores como sonidos.

Cámara anecóica de Minneapolis en Estados Unidos.

Así que no es de extrañar que la ausencia de todo sonido resulte enervante para el ser humano: creemos que nos dará paz, pero será justo lo contrario. Nuestro cerebro intentará percibir lo que no puede y comenzará a aumentar su atención al punto que comenzaremos a “escuchar” el sonido de la sangre fluyendo por nuestras venas. No lo notamos, pero parte de nuestra capacidad para medir la profundidad en un espacio radica en los ecos y la reverberación del sonido a nuestro alrededor, así que si no percibimos ningún sonido nos comenzaremos a sentir encerrados, como en un ataúd.

El lugar más silencioso del planeta es llamado “cámara anecóica” y se encuentra en un laboratorio al sur de Minneapolis, Estados Unidos. Puede absorber hasta un 99.9% de todo sonido. La gente que pasa tiempo dentro de él reporta incomodidad debido a la sensación de claustrofobia y aislamiento. Hasta los sonidos más insignificantes comienzan a molestar.

En La zona del silencio, territorio compartido entre Chihuaha, Durango y Coahuila, se dice que no se pueden detectar señales de radio.

Se habla de la zona del silencio en Chihuahua, un lugar en medio del desierto donde no llegan las ondas de radio; donde hay extraños fenómenos electromagnéticos que hacen que la gente que entra ahí se sienta confundida y nerviosa. Por supuesto que las leyendas incluyen objetos luminosos en el cielo y apariciones de alienígenas.

La idea de un lugar silencioso como idílico es un recurso común para implicar justo lo contrario, tenemos por ejemplo el juego de consola “Silent Hill”, en él seguimos al protagonista quien tiene que recorrer un pueblo abandonado de vida humana y plagado por pesadillas encarnadas. La soledad juega con tu percepción y te hace entrar en una experiencia terrorífica.

SOLD, de Graszka Paulska

El poder escuchar lo que otros no puede categorizarse como una enfermedad mental o como una capacidad psíquica de medium, pero lo que los dos casos te podrían decir que el silencio que vivían antes de que las voces llegaran a sus vidas era una bendición. Un silencio en el que tienes la certeza de que no hay nadie más cerca.

En las películas el silencio es un recurso muy común para destacar una escena. Estamos acostumbrados a la música que acompaña la película que en el momento en el que esta desaparece, nuestros sentidos reaccionan con alarma… “algo va a suceder” es lo que pensamos. Y efectivamente, algo sucede. Incluso el cine que llamamos mudo utilizaba música de acompañamiento para que las personas no se sintieran nerviosas por esa acción sin sonido.

2001: A Space Odyssey, de Stanley Kubrick (1968)

La enfermedad de la sordera afecta nuestra capacidad de escucha; rara vez es total. Las personas que la sufren pierden capacidad de escuchar en un rango auditivo, por lo que no pueden percibir todas las palabras o sonidos en ese rango. Peor que la sordera es cuando se desarrolla una lesión interna en el oído que produce un zumbido constante, este puede enloquecer a las personas. Aquí uno se pierde en un ruido constante y ajeno del que no hay escape.

Películas en las que prevalezca el silencio sin una banda sonora no hay; todas tienen aunque sea momentos de música. Uno de los mejores ejemplo de ello es 2001: Odisea del Espacio (1968, Stanley Kubrick) en donde el silencio rodea al protagonista en muchos momentos, hay pocos diálogos y una profunda reflexión por lo tanto. También tenemos Silencio (2016, Martin Scorcesse), Dead Silence (2007, James Wan), La Soledad del Corredor de Fondo (1962, Tony Richardson), La Pasión de Juana de Arco (1928, Carl Th. Dreyer), y desde luego, el próximo lanzamiento de john Krasinski: A Quiet Place. 

Gerardo Braham

El Doctor Braham es el alterego de Gerardo Braham, ingeniero, astrólogo y estudioso de las ciencias ocultas. Su opinión es meramente producto de sus neurosis. El doctorado que presume en su nombre procede de las ciencias ocultas y le fue otorgado por la universidad de Miskatonic.

PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
CONTACT US
COMPANY NAME
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
Thank You. We will contact you as soon as possible.
CÓMO ESCUCHAR
Puedes escucharnos aquí, en nuestro sitio, o en iTunes, Soundcloud y en varias apps de podcasts.

También escúchanos en vivo por Bizarro.fm, Radio ILCE y Concepto Radial

entra a nuestras redes sociales
 
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?