Saltear al contenido principal

La familia puede ser un legado o una maldición. Arte de Pyramiddhead.

¡Ah, la familia! Para bien y para mal son una parte de nuestra identidad como personas. Desde que nacemos son el primer contacto con el mundo, son la guardería que nos prepara para algún día salir y enfrentarnos a otras personas que provienen a su vez de otras familias. Así que cuando interactuamos díariamente con otras personas, en realidad son nuestras imprintas familiares con las de los demás las que se encuentran. Si alguien te resulta insoportable quizás deberías preguntarte sio hay algo en esa persona que te recuerde a algún pariente en específico.

A casi todos nos ha pasado que, cuando nos independizamos, intentamos tomar nuestras propias decisiones, ser nuestras propias personas, pero la sangre llama y estamos obligados, por las convenciones sociales, a regresar al núcleo familiar en algún momento. Para muestra un botón: en cuanto entramos a una reunión y saludamos a nuestros seres queridos podemos notar como nos comienzan a evaluar y a reajustar a los estándares familiares. Un par de día con parientes te regresa a tu modo de fábrica y los años de esfuerzo para ser diferente se olvidan y se regresan en una boda, cena o bautismo.

Al final de cuentas la familia existe como su propia entidad, un tipo de egregore —espíritu que representa a un grupo— por lo que al regresar a ellos de visita, aunque no lo queramos, somos reajustados al condicionamiento familiar.

El egregor es una entidad que se conforma de una carga energética heredad. Arte de XxNaotenxX

En eso hay un horror propio, en darte cuenta que no somos mas que programas y condicionamientos sociales llamados familia. Si lo vemos de otro modo, es un tipo de inmortalidad. Como la anécdota del bisabuelo que muere en la revolución y forzó a la bisabuela a salir adelante criando a tu abuelo quien a su vez abandonó a la abuela cuando llegó a la misma edad, dejando a un padre herido y abandonado, quien, por no repetir el mismo patrón, acabó en una situación mucho peor cuidando a una esposa enferma en cama durante más de una década.

O como esos relatos de la maldición familiar, pero aquí no hay ninguna bruja, fantasma o demonio buscando venganza. Solo son nuestros condicionamientos y memorias imprintadas por los padres que no se dan cuenta cómo ellos están repitiendo el mismo condicionamiento al que fueron sometidos y le llamaron educación.

El árbol genealógico es una representación gráfica de nuestras raíces. Arte de knotty-inks.

Luego nosotros salimos al mundo, nos enamoramos de alguien más quien tiene su propia historia y condicionamiento. De algún modo sus programas empatan con los tuyos y piensas que pueden ser felices juntos para solo activar otros programas una vez que se casan, programas que no les permitirán ser felices por la historia familiar.

O prefieres no seguir el juego y quedarte solo o sola y no casarte, no tener hijos. Pero así solo cumples otro programa familiar y caes en otro camino no pudiendo encontrar felicidad porque estás cargando el condicionamiento de todas las tías abuelas que se quedaron solteras y solas por lo que no podrás ser feliz por tu cuenta. Triste ¿no lo creen? ¿cómo podemos saber que estamos tomando una decisión auténticamente nuestra o solo estamos repitiendo un patrón de nuestros ancestros? No podemos saberlo.

Imagen promocional de Hereditary (Ari Aster, 2018).

La literatura suele tocar el tema como la herencia maldita, el protagonista, sin saberlo, se le lega una maldición familiar y vive el horror de ello. La Sombra sobre Insmouth (H.P. Lovecraft, 1936) es un clásico del tema y Lovecraft hace de los linajes familiares parte de su horror cósmico.

Las películas de horror que tocan este tema se suelen centrar alrededor de la familia que no es normal, así tenemos Somos lo que somos (Jim Mickle, 2013), Crudo (Julia Ducornau, 2016), La Herencia del Diablo (Ari Aster, 2018) y nos cuentan historias de familias que tienen un secreto y cómo afecta a los miembros más jóvenes de la misma.

Para cerrar, somos la memoria de gente muerta hace siglos que perdura en nosotros por la programación social. Cargamos a nuestros muertos con nosotros y así siempre será.

Facebook Comments

Gerardo Braham

El Doctor Braham es el alterego de Gerardo Braham, ingeniero, astrólogo y estudioso de las ciencias ocultas. Su opinión es meramente producto de sus neurosis. El doctorado que presume en su nombre procede de las ciencias ocultas y le fue otorgado por la Universidad de Miskatonic con sede en Arkham, Massachussets.

PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
CONTACT US
COMPANY NAME
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
Thank You. We will contact you as soon as possible.
CÓMO ESCUCHAR
Puedes escucharnos aquí, en nuestro sitio, o en iTunes, Soundcloud y en varias apps de podcasts.

También escúchanos en vivo por Bizarro.fm, Radio ILCE y Concepto Radial

entra a nuestras redes sociales
 
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?