Saltear al contenido principal

La consabida “La gallina degollada”, cuento corto de Horacio Quiroga. Ilustración de Carlos Ambriz.

Trazar en estas líneas una historia de la literatura fantástica hispanoamericana (y más específicamente latinoamericana) sería una tarea que se antoja imposible y tal vez por ello fantástica; es por ello que, alejado de ambiciones, propongo más bien un mapa cuyos territorios pueden expandirse, contraerse, abrir rutas, identificar portales tan extensos como la imaginación del lector lo permita. Así, hay que comenzar por decir que lo fantástico de una forma u otra nos ha acompañado a lo largo de toda nuestra historia y es que junto con la mítica de los pueblos precolombinos es posible encontrar narraciones, que sobreviven gracias a la tradición oral, en las que los aparecidos, los revinientes y una amplia variedad de seres mágicos y sobrenaturales entran a la escena y, de hecho, la mantienen durante el periodo colonial y hasta nuestros días. 

Arte de Dracko Velasco.

Ya entrando en los terrenos de la literatura, la literatura fantástica en lengua castellana va a tomar su forma primigenia en pleno Romanticismo (ese movimiento que tantas fibras de tantas y tan diversas culturas; y que hoy urge revalorar): las atmósferas siniestras del gótico europeo, sobre todo británico, tomaron nuevos tintes al ser transportadas a los ambientes de una América que venía de concretar sus luchas de independencia y que se hallaba ávida de encontrar las voces que le fueran más propias. La viuda de Corinto de Fermín Toro suele ser considerada la primera narración fantástica de la literatura hispanoamericana. En ella, se conviven elementos exóticos (por lo distante de las locaciones y contextos culturales en que se desenvuelve) con una atmósfera siniestra en la que los destinos de los protagonistas se definen en la oscuridad de la tumba.

Pero este relato es apenas el comienzo. De hecho, es posible afirmar que prácticamente ningún autor entre los favoritos de la tradición hispanohablante, son pocos los que han evitado el terreno de la imaginación, de lo fantástico: Rubén Darío, Leopoldo Lugones en América latina; Pío Baroja y Benito Pérez Galdós en España, se encuentran entre los muchos que desde finales del siglo XIX y en los albores del XXI plasmaron obras en que todo sentido de realidad se ve profundamente confrontado.

Tlön, Uqbar, Orbis Tertius es un relato fantástico de Jorge Luis Borges que raya en lo metafísico.

Es con la llegada del llamado Boom de la literatura latinoamericana que lo fantástico va a obtener su carta de naturalización de manera definitiva: Jorge Luis Borges, Bioy Casares, Julio Cortázar, Alejo Carpentier entre otros muchos de sus contemporáneos van a crear historias en que se renuncia los ambientes siniestros para generar más bien mundos en que los mundos que existen sólo si son imaginados (Tlön, Uqbar, Orbis Tertius de Borges), en que es posible que alguien vomite conejos (Carta de una señorita en París de Cortázar), en los que el tiempo hace juegos inesperados (Viaje a la semilla de Alejo Carpentier) y otros infinitos tópicos cobran sentido. Se trata ésta de una literatura cuya identidad nace, se crea y recrea en entornos urbanos, familiares, conocidos, hasta que (como antes ocurriera en Poe, Hoffmann o Kafka) una desgarradura inexplicable altera toda la realidad de los protagonistas.

Ilustración inspirada en Carta de una señorita en París de Julio Cortázar, de Ainhoa Azumendi.

Las listas podrían seguir, pues luego del periodo de Boom (o en franca vecindad con éste) surgen ejemplos de ficción mínima como la procurada por Juan José Arreola, Augusto Monterroso o Ana María Shua, entre otros. O bien esa vertiente que desde las décadas de los ochenta y los noventa del siglo pasado han llegado de la mano de autores como Alberto Chimal, José Luis Zárate, Erika Mergruen, Fernando Iwasaki, David Roas, Vicente Quirarte, Beatriz Álvárez Klein, Cristina Fernández Cubas, Verónica Murguía y un feliz y fantástico etcétera. O bien decir que en latitudes tanto ibéricas como hispanoamericanas se han reunido antologías del género como la compilada por Borges, Casares y Silvina Ocampo, o el extraordinario Libro de la imaginación de Edmundo Valadés o la Antología de minificción mexicana y El dinosaurio comentado ambas de Lauro Zavala. Y hasta de teoría acerca de lo fantástico como Tras los límites de lo real de David Roas. En fin que el panorama se antoja, lo dicho, infinito.

La nueva edición de El huésped y otros relatos extraordinarios de Amparo Dávila, ilustrado por Santiago Caruso, del Fondo de Cultura Económica

Para cerrar sin largas listas me gustaría comentar, aunque sea brevemente dos autores cuya obra ya reconocida, merece aún más elogios: Amparo Dávila y Emiliano González.

En Amparo Dávila es posible encontrar una narrativa en la que parece haber un secreto constante, algo que se encuentra fuera de toda posible enunciación, pues toda aparición, todo acontecimiento o criatura son fruto de lo desconocido. Prueba de ello su extraordinario cuento El huésped*, mismo que fue recientemente editado junto con otros cuentos de la autora en el volumen: El huésped y otros relatos siniestros del Fondo de Cultura Económica. Se trata de una obra que, por encima de todo, da muestra de una sensibilidad profunda y una tremenda pasión y curiosidad por los mundos que se encuentran más allá del nuestro cuyos portales se abren al entrar en contacto con la página.

Una edición de Casa de horror y de magia, de Emiliano González.

La obra de Emiliano González sorprende por su apertura de espacios, por la existencia de ciudades en las que el tiempo está siempre en penumbra, donde todo es ensoñación, lugares en que la llegada o la fuga de la luz marca una hora final que es una gran constante, un acontecimiento no fantasmático que, aún así, está condenado a repetirse una y otra vez. Se trata de una obra erudita y no por ello menos apasionada de ambientes que deben mucho a la obra de Lovecraft y que, al igual que toda la literatura fantástica en lengua castellana vale la pena visitar y revisitar…

Facebook Comments
PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
CONTACT US
COMPANY NAME
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
Thank You. We will contact you as soon as possible.
CÓMO ESCUCHAR
Puedes escucharnos aquí, en nuestro sitio, o en iTunes, Soundcloud y en varias apps de podcasts.

También escúchanos en vivo por Bizarro.fm, Radio ILCE y Concepto Radial

entra a nuestras redes sociales
 
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar PSICOFONÍAS aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar POR QUÉ NOS DA MIEDO aquí, en nuestro sitio, o en cualquiera de estas aplicaciones:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
SUSCRÍBETE A
Puedes escuchar TERROR EN UN SUSPIRO aquí, en nuestro sitio, o en Soundcloud:
¿NO SABES ESCUCHAR PODCASTS?